Type and press Enter.

Los mejores Cellers de Mallorca

Cellers Mallorquins: comida tradicional mallorquina

Los cellers son los restaurantes tradicionales de Mallorca, donde se pueden degustar platos, postres y vinos de la tierra. Un celler vendría a ser lo que en la península se conoce como mesones, de aspecto rústico, acordes con la cultura y tradiciones de décadas pasadas, muy ligados a la tierra, la agricultura y ganadería, donde muchos de ellos conservan útiles o herramientas propias del medio rural, como si de una vieja casa se tratara.

Algunos de estos cellers datan del siglo XVIII y ofrecen no solo una experiencia gastronómica, sino la posibilidad de sumergirse en la cultura y tradiciones de un lugar, que si no nos es familiar, puede ser una experiencia enriquecedora.

El origen de los cellers mallorquines está ligado a antiguas bodegas donde se envejecían o maduraban los vinos, y con posterioridad estos cellers pasaron también a hacer la función de restaurantes tradicionales donde comer platos típicos de la zona, primero estaban orientados a la población local, y posteriormente se orientaron también a turismo.

Si quieres conocer algunos de los mejores cellers de Mallorca, sigue leyendo:

Celler de Sa Premsa. 

Quizás uno de los más conocidos de Palma. Está situado en la Plaza del Obispo Berenguer Palou 8, también conocida como plaza de los Patines. Cumplió en el 2018 su 60 aniversario, y esos años pueden verse reflejados en su decoración, que es prácticamente la misma que cuando abrió sus puertas en 1958. Actualmente ofrece platos típicos mallorquines y también tapas, y conviene reservar.

Cellers mallorquines: Celler de Sa Premsa
Cellers mallorquines: Celler de Sa Premsa

Celler Bar Randa. 

Este está, como su propio nombre indica, en el pueblo de Randa, en Carrer de la Esglesia 24, así que toca coger coche. Randa es un pueblo que merece mucho la pena visitar, así que siempre podéis cuadrar una visita al pueblo con un almuerzo o cena en el celler.  Abrió sus puertas en 1967 es uno de los típicos de Mallorca. Ofrece una decoración muy sencilla, donde sirven comida tradicional a un precio asequible. Conviene reservar, especialmente en fines de semana.

Celler Can Marrón, Inca. 

Ubicado en un edificio del siglo XVII, esta decorado con grandes barriles, platos mallorquines, y otros elementos decorativos que le dan un ambiente especial.  Ofrece una carta cuidada con platos elaborados como bacalao con tumbet o cordero relleno con berenjenas y sobrasada. Abren de lunes a sábados y conviene reservar en fines de semana y vísperas de festivos.  Se encuentran en la calle del Rector Rayó, 7.

Celler Can Font, Sineu.

Otro histórico de la isla, situado en la plaza del pueblo, (PlaÇa 18, Sineu) lo que les permite ofrecer una terraza en la misma plaza que en verano está de lo más solicitada. Es uno de los más antiguos de la isla. Se estima que data del siglo XIII y en sus paredes puede verse parte de esta historia, ya que está ubicado en una construcción de enormes muros de piedra y gruesas vigas en el techo.  Su carta es la propia de la cocina tradicional, y también está decorado con unas enormes botas de vino de madera, igual que que el Celler Can Marrón de Inca.

Cellers Mallorquins: Can Font
Cellers Mallorquins: Can Font

Celler Sa Sini, Santa María del Camí. 

Situado en una casa rustica en Santa Maria, en la PlaÇa Hostals 20.  Ofrece comida típica mallorquina, además de pizzas y unos deliciosos postres caseros.  Data de 1966, aunque el edificio donde se encuentra data de 1595. El nombre de Sa Sini viene de la “cenia” en castellano, ya que la casa está situada frente a un pozo árabe de agua. En su página web puede leerse con más detalle la información que proporcionan sobre su historia, además de ver las fotos y los menús que ofrecen.

Y tanto hablar de la cocina típica mallorquina, nos ha entrado hambre, así que ahora mismo nos comeríamos cualquiera de los muchos platos que se pueden degustar en estos establecimientos. Si no sois de mallorca, quizás no sepáis que se cuece entre los fogones mallorquines, así que os hacemos un breve resumen:

Lechona, sobrasada y botifarró “torrats” (a la brasa),  frito de matanzas, coca de trampó, cocarrois, empanadas, lengua con alcaparras, sopas mallorquinas, tumbet,  berenjenas rellenas, arroz brut, lomo con col, codornices, caracoles, pambolis, y dentro de los postres, gató con almendras, ensaimadas lisas o rellenas, puding, greixonera de” brossat” (requesón), helado de almendra artesano…

Esperamos que además de haberos dado hambre, os haya gustado nuestro post de hoy y os ayude a planificar vuestras vacaciones en Mallorca con Globales! Como siempre en nuestra web podreis reservar un hotel en Mallorca al mejor precio online, garantizado!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *