Type and press Enter.

Ninguna temporada es baja en Mallorca

ESCAPADAS Y HOTELES BARATOS EN MALLORCA

ESCAPADAS Y HOTELES BARATOS EN MALLORCA

ESCAPADAS Y HOTELES BARATOS EN MALLORCA

Como todos conocemos, el aeropuerto de Son Sant Joan de Palma de Mallorca es un poderoso hub, un nudo de conexiones aéreas que une la isla con un buen número de ciudades de la Península Ibérica y también con multitud de destinos europeos, posibilitando la llegada de millones de turistas a las isla, pero también con el valor de servir de puente y aportar conectividad entre aeropuertos españoles y otros muchos del viejo continente.

Esta condición de destino turístico de privilegio, a la vez que punto de conexión aérea, se hace especialmente intensa en los meses estivales, a sabiendas de que el ‘verano’ en Mallorca comienza en marzo o abril y finaliza en octubre o noviembre. Y algún día no lejano, durará todo el año, ante los ojos y ante la ilusión del creciente contingente de turistas que quiere gozar de la isla todo el año, que para eso estamos en el mismo corazón del Mediterráneo y vivimos en la compañía y en la fidelidad del sol durante muchos, muchos días al año.

En las últimas fechas, los máximos representantes de los Consistorios de Palma de Mallorca y Praga (República Checa) han hecho pública su voluntad de gestionar más frecuentes conexiones aéreas entre ambas ciudades a lo largo de todo el año. Está claro que ambos destinos turísticos conservan sus atractivos durante los 12 meses del año y no es menester dejar de disfrutarlos porque vivamos tiempos de otoño o invierno, muy especialmente en el caso de Mallorca.

En la actualidad, los vuelos entre el aeropuerto de Son Sant Joan Palma de Mallorca y el aeropuerto Václav Havel de Praga se restringen a la temporada de vacaciones de verano y poco más, lo que pudiera parecer insuficiente para atender la demanda de turistas de la República Checa que desean vivir Mallorca en nuestro templado y acogedor invierno.

Desde los ayuntamientos de ambas ciudades se hacen votos por conseguir que los vuelos Mallorca-Praga se programen durante todo el año, al menos con dos servicios semanales directos en cada sentido, lo que inicialmente podría satisfacer la demanda no atendida. Al fin y al cabo, la excelencia de esta isla nos impide decir que en Mallorca hay ‘temporada baja’. Mallorca despierta la ilusión de los potenciales visitantes durante todo el año y, a poco que les concedamos alguna oportunidad, harán efectivo y real su anhelo por visitarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *